miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Le ha servido a Buenaventura ser un Distrito Especial?



Por: Jesús Glay Mejía N.
Este es el título del artículo publicado por el diario El Pais de Cali, el 19 de febrero, donde se expresa como hasta la fecha el haber elevado a la categoria de Distrito Especial a Buenaventura no le ha servido para nada, el senador Heriberto Sanabria autor de la Ley dice  “Tienen un diamante en bruto y no lo saben aprovechar, han pasado varias administraciones y son muy pocos los avances”. (El Pais, 19 de febrero 2018)
Nadie duda de la necesidad que había de dotar al municipio de competencias y capacidades administrativas elevándolo a la categoría de Distrito Especial, propuesta asumida por el Representante a la Cámara por Valle Heriberto Sanabria, muy loable y aplaudida, sin embargo, fue una iniciativa externa como lo han sido los planes y acciones que se han asumido desde fuera del territorio que han fracasado. Tema que ya había sido propuesto por la década de los años 60, esta vez por las fuerzas internas liderado por la Cámara de Comercio y por Don Armando Caicedo Naranjo.
La situación planteada sobre el estancamiento en la aplicación del nuevo estatus administrativo de Buenaventura no es nueva ni sorprende, en una carta que me publicó el diario El Espectador  el año pasado, al comentar el artículo, “La triste paradoja del puerto de Buenaventura”  señalaba los que considero son problemas estructurales de la ciudad-región, que hay que afrontar como condición para su despegue, en los que insisto. Estos son:
Los pueblos para su desarrollo demandan de organización, dirección y liderazgo. Hay que iniciar por definir la visión del territorio que queremos –el futuro-concertada con los diferentes actores sociales, acá es donde comienzan a sentirse las ausencias (debilidades): 1. La ciudad adolece de masa crítica (consolidada) que piense el territorio, que oriente la reflexión, es notoria la falta de presencia del sector académico, 2.  Otro actor, el empresarial  con arraigo en la ciudad, el actual es de bajo perfil, 3. Se carece de organización ciudadana con visión, es necesario avanzar en consolidar una ciudadanía organizada, con capacidad crítica, independencia de criterio, con ejercicio de veeduría y control a la gestión de lo público, tarea que debe realizarse con participación de los diferentes sectores sociales y la opinión pública, 4. Urgente, ante la débil institucionalidad, fortalecerla basada en relaciones de confianza y gobernabilidad, eficiente en la generación de valor público-social que produzca impactos y beneficios a la población, con enfoque de gerencia social, ética y transparencia en la gestión.

Cuatro condiciones necesarias para superar la desesperanza e incapacidad para asumir endógenamente el desarrollo. Tarea pendiente, constituye el soporte político y social, se trata de construir capacidades, competencias sociales y organizativas que potencien el desarrollo con perspectiva territorial, solo así será posible la implementación Ley de creación del Distrito Espacial Industrial, Portuario, Biodiverso y Ecoturístico de Buenaventura.

El Pacífico, febrero 21 de 2018

viernes, 15 de diciembre de 2017

Universidad del Valle crea el CEINPA, iniciativa para contribuir al cambio en la región Pacífica y Buenaventura


Por
Jesús Glay Mejía N
Profesor titular jubilado de la Universidad del Valle
Ex director Sede Pacífico

El 14 de diciembre la Universidad del Valle inauguró en la Sede Pacífico el Centro de Investigaciones del Pacífico-CEINPA, iniciativa que responde a un antiguo anhelo que permitirá hacer realidad la investigación en el  territorio y condición medular para avanzar en la necesaria consolidación de comunidad académica regional que piense el territorio y contribuya a generar ciencia, innovación y tecnología, como también dar explicaciones de las raíces más profundas de la problemática que aqueja a la región, y que ojala sus resultados se orienten a diseñar las políticas públicas, programas y acciones que son urgentes implementar en la región para promover de una vez por todas el desarrollo humano integral y cerrar las grandes brechas sociales que existen con relación al departamento y la nación.

La investigación y acciones que de ella deriven debe brindar explicación y proponer, respectivamente, como superar la pobreza, exclusión social, abandono, baja calidad y nivel de vida y las múltiples violencias  que se vive en la región y más concretamente en Buenaventura como su centro; en esos términos debe proponer como cerrar la brecha entre el pujante desarrollo portuario que se evidencia en la región y el  deplorable desarrollo social y humano que se evidencia en el territorio; y debe recomendar como aprovechar las diferente potencialidades económicas- productivas, sociales y culturales que existen en la región.

En esos términos, la investigación que debe desarrollar el CEINPA, como tengo entendido está concebido, debe ser aplicada y funcional para el desarrollo regional integral, ante todo para el desarrollo de los pobladores y las comunidades como sus mejores y mayores capitales. Los productos de las investigaciones deben tener como objetivo primordial construir recomendaciones frente a cómo transformar la actual realidad social regional y de Buenaventura que todos sabemos es crítica por las precarias condiciones de vida y la falta de una visión compartida de desarrollo entres sus principales actores y sectores: Estado, empresa y comunidad.

El momento, demanda acciones efectivas, muy bien por la Universidad del Valle al crear el CEINPA, que para lograr un importante valor social le corresponderá simultáneamente fortalecer su oferta académica en Buenaventura a nivel de pregrado  y posgrados, y  desarrollar un programa de asistencia técnica y asesoría al territorio para contribuir a crear las competencias y habilidades que se requieren en la región para asumir la transformación social, económica, política y cultural actual,  porque de nada serviría la investigación sin posibilidades de aplicación en función de cambiar  las actuales condiciones sociales y humanas de la región  y de su centro  como es el distrito especial de Buenaventura.


Cali, diciembre 14 de 2017

martes, 12 de diciembre de 2017

¿Por qué? La triste paradoja del Puerto de Buenaventura



Por
Jesús Glay Mejia N.
Profesor titular jubilado
Universidad del Valle

El 10 de diciembre de este año, el Espectador.com publicó un artículo de Juan Miguel Hernández Bonilla, titulado “La triste paradoja del puerto de Buenaventura”, presenta una realidad cierta, por el puerto entran los bienes que generan riqueza, en un escenario de exclusión social, abandono y olvido. La reflexión es porque esta situación continúa, mientras el sector portuario es económicamente exitoso y genera excelentes resultados tributarios a la nación que en nada se reflejan en el desarrollo humano de la región.   Todos son conscientes como se manifesta en los movimientos de protesta, así sucedió con el paro cívico por espacio de 21 días, que fue un éxito por su capacidad de lucha y resistencia. la pregunta ¿Porqué esta realidad? Es el momento de pensar el futuro de la ciudad-región: Que no es sólo lo portuario, este ha sido el error del Estado. Es un territorio biodiverso y multiétnico.

Entre las acciones estratégicas para superar esta situación están fortalecer el talento humano, la generación de empleo de calidad y desarrollo productivo, en una ciudad multivocacional con grandes ventajas comparativas como son las cadenas productivas: Del agua (una paradoja), el turismo ecológico-playa, la pesca industrial de profundidad, el comercio internacional de pescado fresco, los servicios derivados del puerto: logística del transporte, traducción, comunicaciones, embalajes, mecánica de contenedores, reparaciones marinas, eventos empresariales, hotelería, por señalar algunas de las muchas actividades, otras ramas productivas las empresas de valor agregado a las mercancías internacionales, el uso industrial de la madera, las artesanías.

Los pueblos para su desarrollo demandan de organización, dirección y liderazgo que piense y oriente. Hay que iniciar por definir la visión del territorio que queremos –el futuro-concertada con los diferentes actores sociales, acá es donde comienzan a sentirse las ausencias (debilidades): 1. La ciudad adolece de masa crítica (consolidada) que piense el territorio, que oriente la reflexión, es notoria la falta de presencia del sector académico, 2.  Otro actor, el empresarial  con arraigo en la ciudad, el actual es de muy bajo perfil, 3. Se carece de organización ciudadana con visión, es necesario avanzar en consolidar una ciudadanía organizada, con capacidad crítica, independencia de criterio, con ejercicio de veeduría y control a la gestión de lo público, tarea que debe realizarse con participación de los sectores sociales como son los maestros, los gremios profesionales, sindicatos y opinión pública entre otros, 4. Urgente, ante la débil institucionalidad, fortalecerla basada en relaciones de confianza y gobernabilidad, eficiente en la generación de valor público-social que produzca impactos y beneficios a la población, con enfoque de gerencia social, ética y transparencia en la gestión.

Cuatro condiciones necesarias en una dinámica que supere la desesperanza e incapacidad para asumir endógenamente el desarrollo. Tarea pendiente, constituye el soporte social, más allá de las obras, se trata de construir capacidades y competencias sociales y organizativas que potencien el desarrollo humano, en donde el factor económico signifique bienestar para la población.

La tarea, le corresponde a los Bonaverenses, hay que hacerla ya.

Cali, diciembre 12 de 2017