domingo, 1 de abril de 2018

DEBATES


El voto: Acto político de mandato ciudadano.

Por: Jesús Glay Mejía N.
Abril 02 de 2018

Continua compleja la situación electoral, se percibe un forcejeo entre los extremos, quienes no comparten la negociación con las FARC, estimulados por Uribe salen a apoyar a Duque, a su vez le temen a Petro que coge fuerza, en quien ven al simpatizante del gobierno de Maduro, por esta vía conducir al país a la situación de catástrofe que vive Venezuela y muy temido por sus desaciertos como gobernante de Bogotá, Petro tiene el reto de salirse de este esquema polarizado. En esta condición el debate político y programático esta ausente, las alianzas son un asunto de suma y resta por alcanzar los guarismos electorales necesarios para ganar, lo que importa es la negociación. En el centro tres candidatos uno de ellos Vargas Lleras representa el establecimiento, tiende a decrecer en simpatía electoral, dos candidatos denominados de centro, De la Calle el más capacitado para la presidencia, le cobran haber sido el jefe negociador con la guerrilla, es identificado con Santos a lo que se suma el desprestigio del partido liberal, no logra consolidar su candidatura, el otro, Fajardo que inicio punteando, comenzó a perder fuerza al haberse anticipado a la alianza por fuera de la consulta que visibilizó a los demás candidatos y la campaña los promocionó políticamente, se le tilda de falto de definición política, su respuesta ha sido no hacerle juego a la polarización buscando una solución que una antes que dividir, su bandera la lucha contra la corrupción, sin duda, es el principal flagelo del país, que de lograr combatir, los recurso públicos tendrían impacto en el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de la población.

Hasta ahora, lo que parece claro, no lo está, aún es posible enderezar el debate, esta tarea le corresponde a la ciudadanía y a los candidatos. Hay que llevar a los movimientos políticos a debatir las propuestas, a sustentar las posiciones, a demostrar como se va a gobernar, a garantizar un gobierno transparente, de combate a la corrupción, al clientelismo, a las empresas políticas; respetar los acuerdos de paz, para ello deberá exponer que reformas, como las va a impulsar y generar confianza. Ante todo, coherencia.

La ciudadanía tiene la tarea de fortalecer la organización, la formación política, la capacidad de control y veeduría ciudadana con criterio independiente, exigir a los candidatos sustenten sus propuestas y garanticen probidad e idoneidad, así como la conservación del Estado social de derecho, la propiedad privada y la libre empresa, un Estado fuerte, con una política fiscal de tributación justa para alcanzar el bienestar colectivo, que controle y maneje los recursos en función de combatir la iniquidad social,  la pobreza y generar bienestar y desarrollo humano, esto es posible, otros países lo hacen. Colombia tiene recursos y capacidades, sabe cuales son sus males, esta en manos de la ciudadanía corregirlos, lo que se logra, sí se valora el voto como acto político y mandato ciudadano.


miércoles, 28 de marzo de 2018

Del oficio de barrer al testimonio como dispositivo pedagógico y de intervención en lo social


Del oficio de barrer al testimonio como dispositivo pedagógico y de intervención en lo social.

5 h · 
#DenunciaTS https://static.xx.fbcdn.net/images/emoji.php/v9/fc/1/16/1f620.png😠
Nos envían esta fotografía, donde dan a conocer que, presuntamente, estudiantes de últimos semestres de Trabajo Social en Ríohacha, están barriendo la plaza de mercado en el marco de sus practicas profesionales.
Esto nos lleva una vez más a reflexionar sobre el quehacer profesional que estamos asumiendo, incluso desde nuestros procesos formativos.
Invitamos a estudiantes, docentes y profesionales a rechazar vehementemente, este y otro tipo de actos similares que sólo denigran nuestro ejercicio profesional; y resaltamos que solo organizados como gremio podemos cambiar esa realidad que nuestra profesión vive.
Denunciemos este tipo de situaciones que afectan la profesión, y construyamos colectivamente estrategias para seguir defendiendo al Trabajo Social. 
El texto citado en la parte superior apareció en la pagina de Faceboock de la Federación Colombiana de Trabajadores Sociales FECTS, el 28 de marzo de 2018, respetuosamente sin animo de crítica, más bien de contribuir al debate que pueda generar la denuncia, planteo:

La crítica se hace a un grupo de estudiantes que barren la plaza de mercado de Rioacha, sobre lo cual pienso que hay que actuar con serenidad y prudencia, evitar acelerarce pues también se puede hacer daño, no sólo a los estudiantes sino también a la institución y a la profesión.

1.    Lo primero, indagar de que se trata la actividad, cuál es el contexto metodológico y programático en terminos de la intervención social y pedagógica. Escuchar a las estudiantes y a sus profesores, conocer el plan de estudios de la Universidad.

2.    Por ningún motivo puede considerarse denigrante el oficio de barrer, así lo este ejecutando un grupo de intelectuales. Como oficio es una ocupación laboral desempeñada en nuestro país y en cualquier latitud, en unos casos manualmente con escoba en otros con medios tecnológicos, como sea se trata de un oficio, lo importante es que cuando se desempeñe sea en condiciones laborales dignas, cuantas familias han sido educadas con esta ocupación.

3.    En procesos de intervención en lo social es válido realizar tareas concretas con objetivos concretos, enmarcadas en una estrategia,  lo cual es válido en procesos de pegagogía social en donde el testimonio es un dispositivo útil, en esto tuve experiencias en mi desempeño profesional, desde cargos de dirección me correspondió poner en práctica mi formación como trabajador social.

4.    Barrer, ayudar a asear, no porque sea la función como directivo o como trabajador social, NO,  esta claro, también es claro que en ciertas circunstancias, momentos o comunidades es fundamental EL TESTIMONIO como dispositivo de intervención. En el ejercicio profesional el TESTIMONIO COMO RECURSO PEGAGOCIO, FORMATIVO Y DE INTERVENCION, es válido y necesario.

5.    En el ejercicio de la intervención en contextos en crisis y en el trabajo de campo, varias técnicas son muy utiles, me refiero a la observación participante que implica del profesional relación y conpromiso, en este caso el recurso de dispositivos que permitan acercarse a la comunidad, buscar la comprensión y el compromiso son necesarios, recuerdo autores como C. Selltiz y otros, y la  referencia sobre los métodos antropológicos de acercamiento y conocimiento de una comunidad, de Richard Adams o por que no recordar a Jane Addams con sus experiencias en las Hull-House en Chicago que sirvieron de fundamento a la profesionalización del trabajo social y aportaron a la naciente sociología los métodos para el trabajo de campo.

Bienvenido el debate, la reflexión sobre casos y contextos concretos, forma y contribuye al fortalecer el proceso de formación.


Cali, marzo 2 de 2018

Jesus Glay Mejia Naranjo TS Mg. S.P.

miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Le ha servido a Buenaventura ser un Distrito Especial?



Por: Jesús Glay Mejía N.
Este es el título del artículo publicado por el diario El Pais de Cali, el 19 de febrero, donde se expresa como hasta la fecha el haber elevado a la categoria de Distrito Especial a Buenaventura no le ha servido para nada, el senador Heriberto Sanabria autor de la Ley dice  “Tienen un diamante en bruto y no lo saben aprovechar, han pasado varias administraciones y son muy pocos los avances”. (El Pais, 19 de febrero 2018)
Nadie duda de la necesidad que había de dotar al municipio de competencias y capacidades administrativas elevándolo a la categoría de Distrito Especial, propuesta asumida por el Representante a la Cámara por Valle Heriberto Sanabria, muy loable y aplaudida, sin embargo, fue una iniciativa externa como lo han sido los planes y acciones que se han asumido desde fuera del territorio que han fracasado. Tema que ya había sido propuesto por la década de los años 60, esta vez por las fuerzas internas liderado por la Cámara de Comercio y por Don Armando Caicedo Naranjo.
La situación planteada sobre el estancamiento en la aplicación del nuevo estatus administrativo de Buenaventura no es nueva ni sorprende, en una carta que me publicó el diario El Espectador  el año pasado, al comentar el artículo, “La triste paradoja del puerto de Buenaventura”  señalaba los que considero son problemas estructurales de la ciudad-región, que hay que afrontar como condición para su despegue, en los que insisto. Estos son:
Los pueblos para su desarrollo demandan de organización, dirección y liderazgo. Hay que iniciar por definir la visión del territorio que queremos –el futuro-concertada con los diferentes actores sociales, acá es donde comienzan a sentirse las ausencias (debilidades): 1. La ciudad adolece de masa crítica (consolidada) que piense el territorio, que oriente la reflexión, es notoria la falta de presencia del sector académico, 2.  Otro actor, el empresarial  con arraigo en la ciudad, el actual es de bajo perfil, 3. Se carece de organización ciudadana con visión, es necesario avanzar en consolidar una ciudadanía organizada, con capacidad crítica, independencia de criterio, con ejercicio de veeduría y control a la gestión de lo público, tarea que debe realizarse con participación de los diferentes sectores sociales y la opinión pública, 4. Urgente, ante la débil institucionalidad, fortalecerla basada en relaciones de confianza y gobernabilidad, eficiente en la generación de valor público-social que produzca impactos y beneficios a la población, con enfoque de gerencia social, ética y transparencia en la gestión.

Cuatro condiciones necesarias para superar la desesperanza e incapacidad para asumir endógenamente el desarrollo. Tarea pendiente, constituye el soporte político y social, se trata de construir capacidades, competencias sociales y organizativas que potencien el desarrollo con perspectiva territorial, solo así será posible la implementación Ley de creación del Distrito Espacial Industrial, Portuario, Biodiverso y Ecoturístico de Buenaventura.

El Pacífico, febrero 21 de 2018